Buscar
  • Hacienda El Cucharo

Mejore la taza reproductiva en su hacienda ganadera


fotografía de ganado raza brahman rojo
La raza brahman posee gran habilidad materna y cuenta con una buena taza de reproducción en el trópico.

Para mejorar la productividad en nuestra finca es importante contar con parámetros que nos permitan medirla y por consiguiente se podrán establecer indicadores claves para que la reproducción de nuestros animales sea exitosa.


Es importante realizar inspecciones y registros del estado de salud de los animales, revisando su comportamiento y así poder anticiparse a posibles problemas. Se recomienda hacer chequeos regulares a las hembras para evaluar su potencial reproductivo observando el estado del animal, y así identificar enfermedades reproductivas e implementar jornadas de vacunación a tiempo.


Así mismo el tema nutricional cobra mayor importancia en las hembras preñadas, ya que deben disponerse de los alimentos adecuados, con los suplementos necesarios pues las vacas en etapa reproductiva son muy susceptibles a presentar carencia de minerales que son importantes para ellas y para el desarrollo de las crías. Además de esto, puede verse alterada la capacidad cíclica, al no manifestar celo o generar retrasos en el ciclo reproductivo. Para esto, el análisis oportuno de la evaluación sanitaria que realicemos nos permite identificar problemas reproductivos relacionados con infertilidad, malformaciones congénitas, abortos espontáneos, muerte embrionaria, nonatos y animales nacidos débiles que son muy recurrentes en distintos sistemas ganaderos trayendo consigo pérdidas económicas importantes para los productores.


El manejo que llevemos durante todas las etapas del proceso determinará el éxito reproductivo, para lo cual deberán adecuarse las instalaciones de la finca y de esta manera evitar inconvenientes durante los procesos.


Por otro lado, para determinar el diagnóstico de gestación en nuestros animales podemos optar por diferentes métodos como:


- Ausencia del celo: Si este periodo no se repite después de 21 días del servicio (sea por monta natural o inseminación artificial), es muy probable que la vaca haya quedado preñada.


- Palpación rectal: Este método funciona para diagnosticar las preñeces después de 60 días del servicio. Deben realizarse con asesoría de un experto y se recomienda realizarlas cada 3 meses.


- Progesterona en la leche: Estas pruebas nos permiten monitorear el comportamiento de los animales con problemas reproductivos. “La progesterona en la leche debe estar a niveles bajos al momento de la monta o inseminación y alta 21 días luego del servicio si la vaca está preñada o a mitad de su ciclo estral.” (Contexto ganadero, 2017).


- Crecimiento del feto: Esta modalidad de diagnóstico es un poco tardía, sin embargo, nos permite revisar la calidad fértil de las hembras. Con esto podremos analizar el desarrollo de los embriones, los cuales deben generar durante el último mes el mayor grado de desarrollo.


En conclusión, la mejor manera de tener un control exitoso de la producción en nuestras haciendas es llevar a acabo un seguimiento minucioso de los animales y realizar diagnósticos adecuados y oportunos.

170 visualizaciones0 comentarios